OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 27 de octubre de 2020.-; El diputado Gustavo Miranda, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en el Congreso de Quintana Roo, se reunió con los habitantes de la comunidad de Nicolás Bravo, para escuchar las razones para convertir a esta demarcación en el decimosegundo municipio de la entidad.

El diputado Gustavo Miranda se reunió con los representantes de la comunidad y liderazgos naturales, ante quienes reconoció el gran potencial que tiene esta región de Quintana Roo para convertirse en una de las más importantes de la zona sur, pues cuenta con una gran industria ganadera, agricultura, zonas arqueológicas y centros lagunares para desarrollar el turismo de aventura.

El presidente de la Jucopo, quien estuvo acompañado por Reynaldo Blanco, presidente del Comité Cívico Pro-Defensa de los Límites de Quintana Roo, expuso que existen documentos donde se menciona que Nicolás Bravo estaba considerado a ser uno de los municipios de Quintana Roo desde el año de 1974.

“Se está haciendo un trabajo de la mano de los órganos e instituciones competentes, para concluir el censo poblacional y poder decidir sobre el futuro de esta comunidad y que desde luego la prioridad sea el apoyo a todos los habitantes de esta zona”, agregó.

El legislador dijo que continuará visitando Nicolás Bravo para que, en conjunto con la comunidad, se logre el objetivo que tanto anhelan: lograr una mejor calidad de vida a través de la creación del decimosegundo municipio, “cuentan con mi respaldo, les prometo que vamos a hacer historia antes de lo que ustedes se imaginan”.

Sobre el conflicto limítrofe con Campeche, el líder de la XVI Legislatura se mostró confiado en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie a favor de la causa quintanarroense y se les otorgue la razón.

“Presentamos un mayor número de pruebas, tenemos pruebas cartográficas, pruebas geográficas, pruebas jurídicas y en el último año hemos avanzado más que en los últimos 12 años; la Corte creo que va a dar una solución positiva para el estado de Quintana Roo, para que la gente de toda la zona limítrofe tenga certeza legal y que pueda tener una mejor calidad de vida, mejor educación, mejores servicios de agua potable y, sobre todo, una mejor calidad de vida”, concluyó.