PUERTO MORELOS, QRoo, 17 de octubre de 2020.- La alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, dio a conocer la publicación del Reglamento de Entrega-Recepción del Municipio de Puerto Morelos, que ha sido difundido recientemente por el Periódico Oficial del Estado.

“Es el marco regulatorio y el instrumento en el que se basarán todos los trabajos previos, el desarrollo y la verificación de este procedimiento que nos marca la ley”, manifestó la Presidenta Municipal.

La entrega y recepción final institucional es el proceso administrativo con el que se rinden cuentas de los programas, proyectos, acciones, compromisos, información, recursos y situación de las dependencias y entidades de la administración, explicó.

Mencionó que el reglamento contiene las bases normativas para la rendición de cuentas y abarca los asuntos y recursos que los servidores públicos tengan asignados al momento de la separación de su empleo, cargo o comisión.

“Con este fundamento estamos dando garantías de certeza jurídica a los ciudadanos y confirmamos, nuevamente, que este gobierno está apegado a legalidad, transparencia y rendición de cuentas, así como una gestión supervisada y avalada por las instancias estatales y federales competentes”, destacó la alcaldesa.

En ese sentido, el contralor municipal, Raymundo Martínez Rivera, señaló que, si bien la culminación de la entrega-recepción está a un año de distancia, es un proceso que se inicia con mucha anticipación y, por ello, es fundamental el hecho de contar con este marco legal para sustentar su desarrollo.

“Estamos rumbo a la preparación de una entrega ordenada, transparente y debidamente documentada”, enfatizó.
Añadió que esta dependencia es la encargada de vigilar la aplicación de las disposiciones ya establecidas, coordinar las acciones y brindar asesorías, con el fin de que este proceso se cumpla a la perfección.

Al respecto, la directora de la Función Pública, Desarrollo Administrativo y Contraloría Social, Leticia Ramírez Cetina, comentó que el contenido del documento se sometió en su momento a consideración de todos los regidores y luego fue aprobado por el pleno del Cabildo; su elaboración tuvo como base la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo, el Reglamento Interior del Ayuntamiento y demás disposiciones normativas.

“Nuestro municipio, con solo cuatro años de historia, avanza en la construcción de su marco regulatorio, este reglamento servirá de referencia y base para las futuras administraciones”, asentó.