CIUDAD DE MÉXICO, 27 de mayo de 2019.- El titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE),Ricardo Rodríguez Vargas, destacó que la subasta de autos realizada en Los Pinos fue histórica, no solamente porque marcó el inicio del instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, sino por la participación de la ciudadanía.

En conferencia de prensa matutina, el funcionario señaló que de los 82 lotes se comercializaron 65 y quedaron 17 desiertos, y los recursos se destinarán a un fin netamente social, como son dos de los municipios más pobres en México: Santos Reyes Yucuná y Santa María Zaniza, en Oaxaca.

Tuvimos el máximo de participación en la historia del SAE en las subastas, fueron 800 bases para participar las que se vendieron. Para que se den una idea, en Santa Lucía, que también habíamos tenido una demanda histórica bastante fuerte, tuvimos 631 bases”.

Asimismo, indicó que el precio promedio por el que se vendieron los vehículos de lujo estuvo 69 por ciento por encima del valor inicial; por ejemplo, un Lamborghini Murciélago, con un precio de salida de un millón 472 mil pesos, se vendió en un millón 775 mil pesos, lo que representó un sobreprecio de 21 por ciento.

Un Lamborghini Murciélago, con un precio de salida de un millón 472 mil pesos, se vendió en un millón 775 mil pesos, lo que representó un sobreprecio de 21%

En tanto que una camioneta Ford Shelby, con un precio de un millón 216 mil pesos, se vendió en un millón 900 mil pesos, con un sobreprecio de 56 por ciento; y un Corvette 2016, con precio inicial de 618 mil pesos, se vendió en 905 mil pesos, con un sobreprecio de 48 por ciento.

Más información en Excelsior