TULUM, QRoo, 15 de diciembre de 2019.- El hotel Poc-Na, que estaba ubicado en el Parque Nacional de Tulum, fue completamente destruido este domingo por un incendio.

Para muchos habitantes de Tulum, el karma se materializó con ese hecho.

Su propiedad inicialmente fue atribuida a Patricio Patrón Laviada, ex gobernador de Yucatán y luego director a nivel nacional de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Sin embargo, poco más de un año atrás, la todavía Procuraduría General de la República, ahora FGR, lo aseguró en las investigaciones contra el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien se sabe lo adquirió posteriormente.

Tal aseguramiento al parecer sólo fue una simulación, ya que desde entonces ha venido operando con regularidad.

El hotel quedó convertido en cenizas frente a cientos de turistas en la playa.

El hotel Poc-Na que antes fue conocido por varios años como La Vita e Bella ha visto crecer sus instalaciones sin importar el presunto mandamiento de la Suprema Corte de Justicia y pese a clausuras de la Profepa o aseguramiento de la Fiscalía General de Quintana Roo como también de la PGR.

El incendio empezó con la gran palapa que funcionaba como restaurante, pero también se extendió a otras instalaciones.

Según se sabe el fuego comenzó -sin que sepa precisarse el motivo- en una de las bodegas del conjunto.

Para fortuna de todos y pese a la presencia de cientos de turistas que durante unos 20 minutos miraban, entre perplejos y calmos, cómo consumian las llamas las grandes instalaciones no hubo un solo herido que lamentar y los bomberos, aunque tardíos en su auxilio, pudieron controlar el incendio para evitar que siguiera propagándose.

Como un dato curioso cabe mencionar, para finalizar la información, que los terrenos en que está incluido el hotel Poc-Na tuvieron vinculación comercial con el llamado Grupo Kor que a fines del siglo XX estuvo ligado a Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos a quien durante mucho tiempo se atribuyó la propiedad de un terreno vecino, Playa Paraíso, del cual sí se sabe compró hace muchos años en la friolera de 20 millones de dolares, cuando el dólar valía menos de 12 pesos.