BENITO JUÁREZ, QRoo, 17 de febrero de 2020.-El obispo de la Diócesis Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, dijo que, de ser viable, se quiere instalar una iglesia rustica en el predio que tienen en el Malecón Tajamar en Cancún.
Lo anterior, tras la reapertura al público de dicho espacio, el cual se mantuvo por cuatro años cerrado.
Resaltó que la intención, si se autoriza, es hacer un centro religioso al estilo de la capilla Santa María Desatadora de Nudos en la supermanzana 320 de Cancún.
Con ello, la edificación de una basílica para detonar el turismo religioso, como originalmente se había proyectado, quedaría atrás.
Cabe señalar que la Iglesia Católica, antes del cierre de dicho espacio, oficiaba misas dominicales en dicho predio e incluso se llegaron a realizar diversos eventos religiosos con autoridades eclesiásticas de importancia.