OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo 3 de junio de 2020.- Un comandante y cinco elementos de la Policía Quintana renunciaron a sus cargos luego que fueron imputados por los delitos de robo, abuso de autoridad, lesiones y lo que resulte en agravio de un joven a quien detuvieron, golpearon y robaron un teléfono celular y 10 mil pesos en efectivo el 26 de mayo.


Aunque en un principio los policías negaron los hechos con el argumento de que la víctima los amenazó con destituirlos ya que era pariente de un alto funcionario del gobierno del Estado finalmente renunciaron a ocho días de la denuncia interpuesta.
Sin embargo, dos policías más se encuentran bajo investigación en la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública.


En el caso del comandante de la policía identificado con las siglas S. L. L, originario del Estado de Morelos, también enfrenta seis quejas ante la Dirección de Asuntos Internos una de ellas por el delito de robo de 21 mil pesos.


La señora Carmen Castillo hizo público la agresión que sufrió su hijo por parte de los elementos policíacos y por el delito de abuso de autoridad e incluso pidió la intervención del gobernador del Estado y del secretario de Seguridad Pública.