CANCÚN, QRoo, 15 de octubre de 2018.- El chofer de la ambulancia particular que atropelló y provocó la muerte de un presunto asaltante, en el cruce de las avenidas Nichupté y Bonampak, recobró su libertad, porque el peritaje de tránsito determinó que no provocó el accidente.

De esta manera, la Fiscalía General del Estado lo deslindó de cualquier responsabilidad, debido a que los dictámenes de criminalística y de hechos de tránsito, revelaron que se trató de un atropellamiento involuntario.
De acuerdo al peritaje, el presunto asaltante atravesó intempestivamente la avenida Nichupté, a un costado de Plaza de las Américas, después de disparar contra una persona, en un intento de asalto y en ese momento fue atropellado por la ambulancia particular la mañana del jueves 11 de octubre.
El cuerpo quedó debajo de la ambulancia y fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde no ha sido identificado.