CANCÚN, QRoo, 29 de enero de 2019.- Aunque enero por lo general es considerado un mes difícil para el sector comercio en general, el primer mes de 2019 ha sido más bajo que el mismo período del año pasado, por lo menos en cinco por ciento, estimó el presidente de la Cámara de Comercio de Cancún, Rafael Ortega.
Y es que la llamada cuesta de enero se agudizó debido a que desde el último bimestre de 2018 ya se venían dando aumentos en diversos productos y todas las mercancías han sufrido alzas.
“Está siendo un poco más difícil porque venimos de un año complicado para el comercio además de los incrementos, ante la incertidumbre política”.
Destacó que hay competencia de las tiendas de conveniencia que ha golpeado a las tiendas familiares o tiendas de la esquina, que están desapareciendo en Cancún.
No sólo es el tema de las ventas sino las utilidades, éstas se han reducido considerablemente, el comerciante ha tenido que renunciar a los porcentajes de ganancia para poder mantenerse en el mercado, ya que no es lo mismo un comerciante que posee un negocio familiar que una cadena de tiendas, “no se puede competir”, lamentó.
Por ello, tras calificar enero como un mes que quedó por debajo de las expectativas, ya que se pretendía repetir los mismos números del año pasado, indicó que sería hasta mediados de febrero cuando el comercio organizado podrá incrementar sus ventas, una vez que el poder adquisitivo de la gente se vuelva a recuperar tras los gastos y compromisos económicos adquiridos en diciembre pasado.