OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 25 de marzo de 2020. – La contingencia sanitaria por el coronavirus ha ocasionado un desplome de hasta un 80 por ciento en la ventas del sector restaurantero en Chetumal por lo que urgen a un programa de apoyo que les permita sobrevivir mientras se recupera la actividad en un promedio de cuatro meses.

El regidor en el ayuntamiento de Othón Pompeyo Blanco y empresario restaurantero, Julio Velázquez, manifestó que muchos micro, pequeños y medianos empresarios no podrán volver a abrir mientras que otros tendrán que reducir operaciones hasta un 90 por ciento o solicitar créditos para salir adelante para aguantar los cuatro meses que estiman tardará la recuperación económica.
Dijo que es necesario apoyos del sector gubernamental para garantizar la permanencia de los trabajadores.


Explicó que uno de los mayores gastos del sector es el pago de energía eléctrica, los impuestos federales de las declaraciones y el seguro social e Infonavit, aspectos en los que deberá enfocarse la atención gubernamental.
Consideró necesario que los ambulantes y semi fijos entren a un plan de créditos para volver a trabajar porque la condonación de pagos es paliativo y no garantiza una recuperación y permanencia de estos negocios.