OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 16 de abril de 2021.- Trabajadores sindicalizados del INAH Quintana Roo tomaron en forma pacifica las instalaciones de la dependencia como medida de presión para que autoridades federales paguen prestaciones pendientes desde el 2020 y canalicen recursos para cumplir con sus funciones.

El movimiento, que se realiza en todo el país, es para exigir al Congreso de la Unión y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) fortalezcan el presupuesto para garantizar el derecho humano a la cultura tras los recortes efectuados a la dependencia; además de insumos y equipos de protección para garantizar el derecho humano a la salud de los trabajadores y visitantes que acuden a los museos y zonas arqueológicas reabiertas al público.

También piden recursos para la adquisición de maquinaria y equipo para garantizar el mantenimiento y limpieza de museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores del INAH, Felipe Gómez dijo que de no tener respuesta se unirán al paro de labores que iniciará en la zona arqueológica de Chichén Itzá y que por el momento seguirán funcionando los sitios arqueológicos de Quintana Roo.

Desde el inicio de la pandemia tres trabajadores han dado positivo al Covid 19, sin registrarse algún fallecimiento.