OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 29 de junio de 2020. – Los propietarios de gimnasios y centros deportivos están dispuestos a reabrir sus instalaciones, pero sin ofrecer servicio a usuarios, y demostrar junto a sus trabajadores su inconformidad por la falta de atención de la Secretaría de Salud para poder iniciar actividades en el color naranja del semáforo sanitario estatal.

De no encontrar respuesta, analizarán la posibilidad de manifestarse como lo hicieron en la zona norte del Estado.


El presidente de la Asociación de Propietarios de Gimnasios y Centros Deportivos, Víctor Salaya, lamentó la mala percepción que tiene la Secretaría de salud, Alejandro Aguirre, de los gimnasios y verlos como puntos de alto contagio y no como parte de la solución para evitar problemas de obesidad e hipertensión que padecen los ciudadanos y que los convierten en grupo de alto riesgo de padecer el Covid 19.


Dijo que han acordado sumar esfuerzos con los propietarios de gimnasios de la zona norte para hacerse escuchar y lograr abrir en el color naranja ya que hasta el momento los están dejando en el último lugar de la cadena comercial y no se les permite abrir sino hasta el color verde del semáforo sanitario.


Los propietarios hicieron llegar al gobernador Carlos Joaquín un escrito para insistir en que el gobierno federal ya autorizó la apertura de gimnasios en el color naranja lo que ha pasado por alto la autoridad estatal.