Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Marco Ortiz

Tajamar Cancún, pendiente que dejará Fonatur a AMLO

Teresa Yah Sánchez) /Quadratín Quintana Roo
 
| 09 de octubre de 2018 | 20:29
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 9 de septiembre de 2018.- “El tema de Tajamar está en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y se sigue analizando y dando seguimiento jurídico por parte de la Secretaría de Turismo, la consejería jurídica de la Presidencia de la República y Fonatur; es de los temas que estamos ya conversando con el que será el proximo director”, afirmó Miguel Alonso Reyes.

De esta manera, el director general del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) reconoció que Tajamar es el gran pendiente que dejará la dependencia a la siguiente administración federal de Andrés Manuel López Obrador.
Durante las reuniones que el Fonatur ha sostenido con el equipo de transición del próximo gobierno, el desarrollo de Tajamar se ha puesto sobre la mesa y se ha pedido que se le dé puntual seguimiento, ya que es un tema muy importante, del que se espera ya una sentencia judicial, destacó.
Dijo que, incluso, ya se está proponiendo contar con una bolsa para poder responder a los inversionistas que demanden el regreso de su capital: “estamos recomendando estar preparados para cualquier eventualidad”, detalló.
El funcionario federal reconoció que un 10 por ciento de los inversionistas han solicitado que les sea devuelta su dinero, dada la imposibilidad de desarrollar sus proyectos a corto plazo en esta privilegiada zona del centro de Cancún.
En cuanto a las demandas en contra del Fonatur por el mismo problema, agregó que de lo que se tiene conocimiento es que hay algunos planteamientos, pero aseguró que los empresarios están conscientes de que no es cuestión del Fondo, sino del proceso jurídico que tiene estancado el desarrollo de la zona.
Y es que el conflicto legal de Tajamar lleva más de 2 años en litigio, lo cual se ha complicado también por cuestiones de carácter ambiental, incluso la zona permanece cerrada al acceso de vehículos desde hace varios meses y es vigilada por grupos ambientalistas que, incluso, han llegado a enfrentamientos por el control de Tajamar.