·            Morena retoma para sus diputados los moches del PAN y Anaya
·            Y Hacienda proyecta darles más de nueve mil millones para 2019
·            Delgado ante el rechazo de sus tribus en la Cámara de Diputados
Las prácticas se reciclan.
Si hace seis años el Partido Acción Nacional (PAN)  creó partidas del presupuesto federal para atender a su clientela electoral, hoy el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) retoma sus prácticas.
Un mundo de dinero manejado discrecionalmente dizque para apoyar a determinados municipios o distritos donde, entonces del PAN, hoy de Morena, con obra pública o programas sociales.
Dos Legislaturas atrás ese reparto estuvo a disposición de Ricardo Anaya, coordinador de la fracción azul en la Cámara de Diputados, única autorizada constitucionalmente para disponer del erario.
Como hubo abuso y ningún control, como los diputados gestores exigían comisiones, se les bautizó con el nombre de moches y hay cientos de denuncias y acusaciones no investigadas.
Se fueron sus inventores Ricardo Anaya y su generación de legisladores, con un solo resultado:
Los alcaldes y diputados encargados de denunciar con datos específicos fueron perseguidos y hasta se abrieron procesos contra ellos, mas no con quienes desde la Cámara de Diputados gestionaban y cobraban.
NUEVE MIL MILLONES A DISCRECIÓN
Esa práctica ha regresado.
¿Con quién?
Con los diputados de Morena, ni más ni menos.
Antes de entrar en materia, aquí va una declaración del jefe de todos esos legisladores llegados para sanear a la república.
Declaró Andrés Manuel López Obrador el 27 de abril pasado:
“Este asunto de los moches –más de 30 mil millones- se debe investigar porque ahí están involucrados dirigentes del más alto nivel, incluso candidatos como (Ricardo) Anaya. El estuvo durante la entrega de Los moches; (José Antonio) Meade cuando estuvo en Hacienda… Iniciaron con (Luis) Videgaray…”.
Para información de López Obrador, aquí va un botón:
Los diputados de Morena han negociado con la Secretaría de Hacienda de José Antonio González Anaya y el anunciado Carlos Urzúa para crear una partida especial.
¿Cuál y bajo qué nombre?
-Gestión social.
¿Y cuánto?
En principio una bolsa superior nueve mil millones de pesos a manejar por sus diputados.
Ya no se sabe si 254, porque se han alineado verdes, petistas y hasta de Movimiento Ciudadano (MC), pero a esa bolsa se agregarán otras.
Porque, ya lo sabe usted, Morena manda.
DELGADO Y LAS TRIBUS DE MORENA
Como soy apolítico, me compadezco de Mario Delgado.
El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados no encuentra la paz y ahora entiende la dificultad de negociar con tribus.
Ninguna está de acuerdo con el reparto de comisiones.
Quienes llegaron por mayoría se atribuyen la victoria, sin darle reconocimiento a su jefe máximo, Andrés Manuel López Obrador, y reclaman posiciones.
Y los de representación argumentan ser los conocedores, especialistas y capacitados para manejar correctamente la vida parlamentaria en tods sus términos.
Y hoy todos le gritan en reuniones internas:
-¡Eres Un arribista. Tú no estabas cuando se creó Morena!
-¡Llegaste porque nadie te quería en el PRD!
-¡Eres un impostor y un autoritario!
Y por ahí va Delgado, entre tumbos, rechazos y negociaciones hasta ayer infructuosas.
Hoy debe quedar zanjado ese conflicto, pero nadie sabe cómo y con un dato cierto: la rebatinga apenas comienza.