PUERTO MORELOS, QRoo, 22 de julio de 2018.- Este domingo se realizó la instalación y equipamiento de las Brigadas de Guardianes del Arrecife de Puerto Morelos, con objeto de cuidar y conservar su ecosistema más aún cuando se encuentran en una zona de paso de huracanes.
Los arrecifes son el sustento del turismo y la economía de Quintana Roo, protegen las costas ante el embate de los huracanes y reducen la energía del oleaje que erosiona las playas, tienen una importante participación en el equilibrio de los ecosistemas.
Durante un evento efectuado en el Auditorio Marino de este destino, Fernando Secaira, coordinador de The Nature Conservancy (TNC), señaló que se están perdiendo arrecifes y una de las principales amenazas son los huracanes.
Un huracán de categoría 4 o 5 puede provocar la pérdida de hasta 60 por ciento de la cobertura de corales del arrecife en pocas horas, por ello, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos y The Nature Conservancy, conformaron las brigadas de respuesta inmediata para atender el impacto de los huracanes a los arrecifes del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.
Fernando Secaira indicó que este esfuerzo es parte de la Iniciativa de Resiliencia Costera en México, que tiene como objetivo reducir el riesgo de las personas, la infraestructura y la economía, mediante la conservación y restauración de arrecifes y dunas.
Participan dentro de esa iniciativa TNC, Conanp, la Secretaría de Medio Ambiente del Estado, el Centro Regional de Investigación Pesquera de Puerto Morelos (Criap), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), en colaboración con el sector privado.
Calina Zepeda, especialista en Restauración de The Nature Conservancy explicó que, entre los meses de mayo y junio, TNC, la Conanp, Criap y la UNAM, capacitaron a 33 personas para formar parte de las brigadas Guardianes del Arrecife de Puerto Morelos.
Los brigadistas son profesiones muy variadas, entre tour operadores, guías de buceo, investigadores, manejadores del parque y habitantes del municipio expertos en buceo y conocedores del ecosistema marino de la zona, que han decidido aportar su experiencia y tiempo, para colaborar en la conservación de sus arrecifes.
Las instituciones mencionadas desarrollaron previamente un protocolo de respuesta inmediata que estipula, claramente, las acciones a realizar posterior al paso de un huracán, una vez que existan las condiciones de seguridad para entrar al mar.
“Tras un fenómeno natural de ese tipo y una vez que se tiene estabilidad, el personal de la Conanp, como manejadores de Áreas Naturales Protegidas, entrarían al arrecife con apoyo de las personas capacitadas”, mencionó María del Carmen García Rivas, directora del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.
La primera acción asignada a los brigadistas es realizar la evaluación rápida del arrecife tan pronto se pueda después que pase el huracán, para identificar el tipo y nivel de daño a los corales, priorizar los sitios que requieren atención inmediata y determinar el procedimiento y materiales necesarios para la rehabilitación de las colonias de coral.
Después se encargan de remover los escombros de desastre y basura generados por el huracán de los sitios prioritarios para la atención y, posteriormente, implementar las acciones de respuesta primaria.
Entre estas, se pueden mencionar: recolocar y fijar corales desprendidos, desplazados, enterrados y/o volteados; estabilizar fracturas estructurales de las colonias de coral y estabilizar sustrato inestable que esté causando daños en el arrecife, entre otras.