FELIPE CARRILLO PUERTO, QRoo, 3 de mayo de 2021.- No podíamos esperar menos. Indígenas y campesinos se manifestaron, le exigieron. Quisiera pensar que el presidente Andrés Manuel López Obrador peca de inocencia antes de creer que su actitud es deliberada. Lo cierto es que tuvo que montar en un helicóptero de la FAM para poder llegar a Tihosuco, el sitio menos recomendable para pedir perdón, cuando Tepich está al lado.

Pedirá perdón a puertas cerradas en una antigua ciudad colonial, símbolo del dominio español y hasta donde pudo llegar el colonialismo, porque en lo que actualmente es Quintana Roo siempre vivieron los mayas irredentos a los que se conoce como wites.

El miedo no anda en burro, dice un refrán cuyo origen desconozco. Era previsible que mayas de otros ejidos y comunidades que viven entre Chetumal y Tihosuco, pasando por Carrillo Puerto, quisieran desde entregarle amablemente una petición a su Presidente, hasta quienes querían reclamarle algo como no cumplir con deudas pendientes.

La Mañanera, salvo pequeña excepción, fue otra más: a modo de quien cree tener el control absoluto de todo.

Mientras tanto, Tihosuco, la ciudad colonial que nuestros ancestros sitiaron alguna vez durante la llamada Guerra de Castas amaneció llena de vallas para impedir el paso a los mayas que querían saludar a su Presidente.

Esto es visto como nueva ofensa, parece que se trata de una reunión privada me dijeron en Xmaben.

Rey Pacal lo resume y muy bien en su facebook:

“Aquí estamos detrás de las vallas, en Tihosuco esperando al Presidente de la República, este día se le pide perdón al pueblo maya en una ceremonia a puerta cerrada donde de nuevo el pueblo maya no tendrá acceso, y este día terminan la guerra de castas, pero el pueblo no estaba enterado, muy bonito todo, pero de nuevo el pueblo maya excluido, queremos autonomía y que se nos muestre respeto”.

El Presidente le dijo a un reportero en la Mañanera que lo sorprenderá con lo que leerá en el marco de la ceremonia en el museo de la Guerra de Castas en Tihosuco.

Y sí, esperamos que nos sorprenda Presidente, pero la única manera de hacerlo sería atendiendo y dando solución a la problemática que vive el pueblo maya masewal, dejando de invertir millonadas en un tren que no pedimos cuando urge vacunar ya a todos contra Covid 19, cuando hace falta maíz en muchas comunidades que no lograron buenas cosechas, entre otros temas importantes.

Estamos a unos minutos de ver la transmisión en vivo a través de la radio y televisión pública del país.

Sorpréndanos, quítenos la imagen de Estado neoliberal, patriarcal y racista que hereda, proyecta y representará Usted en su ceremonia para pedirnos perdón.

*Cronista de Felipe Carrillo Puerto.