CANCÚN, QRoo, 3 de agosto de 2018.- El coordinador federal en Quintana Roo del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, Arturo Abreu, afirmó que los trabajadores de base de las dependencias no serán “ni tocados ni removidos” y tendrán todas las facilidades, si lo desean, de cambiar su residencia a donde se instale su secretaría.
Dijo que en el caso del personal de confianza se evaluará quién sigue y quién será sacrificado, de acuerdo al programa de desarrollo integral.
Arturo Abreu confirmó que ya no habrá delegaciones, sino coordinaciones y que se busca dejar de pagar onerosas rentas en Quintana Roo y utilizar los edificios propios y si alguno es grande, ahí podrían instalarse las coordinaciones de varias secretarías.
“A la fecha son 67 delegaciones y 67 edificios que se rentan en Chetumal, Felipe Carrillo Puerto y Cancún, por lo que evaluamos en donde vamos a hacer el ahorro”, dijo.
La decisión se hará una vez que nos hagan la entrega-recepción.
Respecto al Fondo Nacional de Fomento al Turismo comentó que aunque sale oficialmente de Cancún para instalarse en Puerto Vallarta, Jalisco, tendrá una oficina en este destino.
No se trata de perjudicar a alguien, sino de un cambio de mentalidad de la burocracia y para ello los sindicatos serán parte importante del cambio, una vez que los legisladores voten en favor de la reforma administrativa.
Aclaró que la comunicación con el Gobernador será directa con el Presidente de la República y no se trata de competir pero sí de apoyar, aunque bajo ciertos lineamientos.