COZUMEL, QRoo, 6 de agosto de 2018.- En la competición internacional Oceanman Cozumel 2018 ganaron dos quintanarroenses: Fernando Betanzos y Marcos Velázquez, esre último un competidor con discapacidad visual que, al lado de su hijo, hizo la gran hazaña en mar abierto.
Marcos Velázquez se ha distinguido porque su discapacidad la ha convertido en una ventaja que vence cualquier obstáculo.
El quintanarroense tiene 44 años de edad y ha participado en triatlones, destacando en bicicleta, natación y atletismo.
En esta edición del Oceanman, Marcos compitió por primera ocasión al lado de su hijo Lihu Velázquez, de 17 años de edad, quien decidió ser su guía.
“Haber logrado esta participación con mi hijo es una experiencia que me enorgullece porque cuando él era chico yo lo cargaba y cuidaba y ahora que aún no ha llegado a la mayoría de edad, es un gran hijo al que le tengo toda la confianza y con el que puedo andar a ciegas en mar abierto”, dijo.
“Lo digo literalmente, confío ciegamente en él”, dijo un sonriente Marcos, con el que llegó a la meta y emocionó al público, al hacer un tiempo de 44 minutos luego de recorrer mil 800 metros, en lo que hace al evento internacional de Oceanman en una competencia inclusiva.
Por su parte, el quintanarroense Fernando Betanzos fue el ganador absoluto al recorrer 10 kilómetros en 2:09:37 horas y calificar al Oceanman World Championship que organizará la Federación Internacional de Natación en Dubai, Emiratos Árabes, en noviembre próximo.
En la rama femenil ganó la veracruzana Anahí León con un tiempo de 2:33:02 horas, campeona del evento por tercer año consecutivo.