OTHÓN POMPEYO BLANCO, Quintana Roo, 3 de agosto de 2020.- Propietarios de gimnasios y centros deportivos realizaron una manifestación pacífica para exigir se les permita reanudar actividades ya que a cinco meses de inactividad ha ocasionado que entren en un colapso financiero.

El presidente de la organización, Víctor Salaya, indicó que ya es preocupante la situación en la que se encuentran ya que no solo se habla de la pérdida de empleos sino también del patrimonio ya que varios gimnasios ya cerraron en forma definitiva y otros han tenido que poner a la venta su equipo.

Recordó que la Secretaría de Salud confirmó que no podrían abrir sino hasta el color verde del semáforo sanitario sin tomar en cuenta las indicaciones del gobierno federal que autorizó la reapertura en el color rojo del semáforo.

Los propietarios, reunidos en el domo de la Alameda externaron su inconformidad por la desinformación del gobernador por parte de sus asesores.