Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Urgen en Cancún destinar más recursos a investigación turística

Teresa Yah Sánchez/Quadratín, Quintana Roo
 
| 31 de octubre de 2018 | 10:01
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 31 de octubre de 2018.- A pesar de la marcada desigualdad que se registra en los países cuya actividad principal es el turismo, no hay interés en los gobiernos por destinar recursos para el estudio e investigación sobre la relación turismo-pobreza, coincidieron en señalar participantes del panel Los Retos de la Investigación Turística en México.

En el marco del XII Congreso Internacional de la AMIT, que se desarrolla en esta ciudad, los investigadores de diversos destinos de Latinoamérica, denunciaron que los gobiernos de sus países no consideran prioritario fondear investigaciones.

Basilio Verduzco Chávez, docente del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas, de la Universidad de Guadalajara, lamentó que más de 50 millones de pobres en México no sean suficientes para que instituciones como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), considere fondear investigaciones sobre el turismo, encaminadas a reducir la pobreza.

Dijo que será muy difícil resolver los problemas en materia de desigualdad sin entender cuáles son sus determinantes y cómo se manifiestan de manera distinta en cada una de las actividades económicas y en las distintas regiones.

La principal limitación a la que se enfrentan los investigadores, apunto, tiene que ver con la estructura de implementación de la política científica en turismo, agregó que toda la estructura de diseño de política pública no ha asumido esto como un reto importante y los investigadores se topan con pared cuando proponemos esto, a pesar de que la economía mundial está transitando hacia la economía del conocimiento, lo que significa que todos los procesos productivos y todos los procesos de cambio social están siendo entendidos con base en uso intensivo de conocimientos.

“Si tenemos la relación crecimiento turístico y pobreza en un mismo destino, la pregunta es: ¿Qué está pasando ahí? ¿Cómo explicamos eso? Y generar conocimientos sería importante. Pero creo que ni en el Conacyt, ni en la Secretaría de Turismo federal y a nivel estatal está la situación más difícil y a nivel municipal, ni existe como tema”, lamentó.

Por su parte la representante de Perú señaló que en su país hay 6 millones de pobres, los cuales se concentran paradójicamente en los destinos turísticos, como Los Andes o el sur andino; mientras que otro investigador de Acapulco, dijo que en ese destino existen 69 comedores comunitarios, lo cual es indicador del nivel de pobreza que se traduce en un modelo turístico fracasado.

Basilio Verduzco sostuvo que los gobiernos no han entendido bien su misión en término de las aportaciones que puede hacer la generación de conocimientos especializados por tema y por región, para entender la naturaleza de los problemas sociales en los que hay que intervenir.