CANCÚN, QRoo, 12 de diciembre de 2018.- “Mara Lezama, no vivimos ni felices ni seguros iVete! El pueblo lo demanda”, piden ciudadanos a alcaldesa de Cancún y afirman que el cambio del PVEM a Morena fue solo “para continuar igual”, refiriéndose a la gestión del ex presidente municipal, Remberto Estrada.


A casi tres meses de que inició la administración municipal en Benito Juárez, parte de la ciudadanía se percibe decepcionada de las promesas del cambio que pregonó durante toda su campaña la primer edil de Cancún, Mara Lezama.


Aseguran que las cosas continúan igual o peor que en pasadas administraciones.


En materia de seguridad, los cancunenses señalan que no viven ni felices ni seguros, por lo cual piden la salida de Mara Lezama.
Una de sus principales promesas de campaña, fue poner fin a la inseguridad en Cancún; sin embargo, lejos de disminuir los delitos de alto impacto, entre ellos, los asesinatos éstos han ido en aumento y la alcaldesa se lavó las manos al ceder la estafeta de seguridad al proyecto del Mando Único del secretario de Seguridad de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella.


Al respecto, la agrupación Congreso Nacional Ciudadano criticó que se siga la misma línea de la administración municipal anterior de minimizar y no trabajar en la prevención del delito.
Recordó que la ciudadanía se volcó en las urnas el 1 de julio por un cambio, sin embargo eso no se ha logrado en beneficio de la sociedad.


La Organización No Ciudadana exigió que realmente se trabaje para poner fin a la ola de violencia que ya ha cobrado vidas de personas que nada tienen que ver con la delincuencia organizada.


En redes sociales, a raíz de los actos violentos en Cancún, se han generado una serie de reacciones negativas en contra de la alcaldesa de Benito Juárez ante su falta de compromiso para poder dar una solución al problema de inseguridad y su falta de pronunciamiento, como mujer, a los feminicidios que ya se han registrado durante su gestión y a la violencia y desapariciones de mujeres, las más recientes, los casos de la mujer decapitada, hallada después la cabeza en una bolsa de plástico en Cancún, así como la a desaparición de una joven tras abordar un taxi.