OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 9 de julio de 2020.- En franca violación a la ley e intromisión a las facultades del poder Legislativo, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, determinó, por acuerdo que se publicó en el Periódico Oficial del Estado, la desaparición de la Oficialía Mayor y la transferencia de todas sus funciones a la Secretaría de Finanzas y Planeación.

El argumento de esta decisión, que origina la creación de una súper secretaria a cargo de Yohanet Torres Muñoz.

Sin embargo, el abogado Karim de la Rosa consideró que primero se debería haber realizado la modificación a la Ley Orgánica por parte del Congreso del Estado, ya que la creación, modificación, derogación y abrogación de una ley debe de seguir un proceso legislativo en cuanto la iniciativa, dictamen, discusión y votación por parte del Poder Legislativo para su posterior promulgación y entrada en vigor.

Afirmó que el titular del Ejecutivo no puede, a través de un acuerdo, incluir las funciones de la Oficialia Mayor dentro de Sefiplan.

Incluso señaló que el propio acuerdo establece que la Secretaría de Gobierno debe preparar las iniciativas para las reformas legales con la información que le sea proporcionada por la Sefiplan “lo anterior, implica que primero se da la modificación en la ley y luego se realizan las cuestiones administrativas”.

Reiteró que el Ejecutivo no puede modificar la ley ya que vulnera los principios de división de poderes que deben regir en un estado de Derecho.

Tras lo dispuesto por el Ejecutivo, el Oficial Mayor o cumple la ley o hace caso al “acuerdo del Gobernador Carlos Joaquín”.

En un análisis de fondo del proceso de fusión de la Oficialia Mayor, Karim de la Rosa consideró que con esta decisión el Ejecutivo otorga mayores facultades a la Secretaría de Finanzas, “siendo que no ha podido con las actuales; se las da a una dependencia que se ha a encargado de la contratación de deuda pública para financiar el déficit estructural que presentan las finanzas del Estado, destacó.