COZUMEL, QRoo, 25 de abril de 2019.- Vacaciones de riesgo son las de muchos infantes en las colonias populares de la isla de Cozumel donde, a falta de vigilancia de los padres por estar laborando, deambulan por las calles y hasta por las azoteas, sin medir el peligro que corren.
Esta situación es repetitiva en la mayoría de las colonias que se ubican después del segundo cuadro de la ciudad, como son las colonias 10 de Abril, Emiliano Zapata y San Miguel, estás dos últimas son de las más grandes y pobladas debido a la gran cantidad de cuarterías que se rentan y en las que viven familias hasta de 8 miembros en un cuarto de cartón de cuatro por cuatro metros, en un municipio donde se afirma se trabaja por el bienestar de las familias.
En un recorrido que hizo Quadratín Quintana Roo, se pudo constar la presencia de muchos niños corriendo en la vía pública en el arroyo vehícular aunque la afluencia de carros y motos es abundante?
Algunos pequeños juegan cerca de las llantas, corren detrás de una pelota, se arrojan globos con agua, y algunos hasta se atreven a subirse a la azotea para arrojar piedras a quienes pasan o a sus compañeros de juego.
Esta actitud es repetitiva y al cuestionar a algunas amas de casa que se encontraban en la zona y vecinas, donde corrían los pequeños, los mayores de unos 10 años y los más pequeños quizá dos años de edad, dijeron conocerlos y que siempre andan así, más cuando no hay clases porque los papás trabajan y los dejan solos en el hogar.
Y  al no tener supervisión,  salen a la vía pública a jugar sin medir algún riesgo, corren y se esconden entre los automóviles exponiéndose a ser atropellados o a que alguna persona de malas intenciones los dañe.
Las vecinas sugirieron que en vacaciones deben haber instituciones  o autoridades que ofrezcan al menos por algunas horas atención para estos pequeños en los parques o en algún área verde para evitar alguna desgracia y así ayudan a los papás trabajadores.