CANCÚN, QRoo, 16 de julio de 2018.- El Obispo de la Prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, acusó que les quieren quitar el estacionamiento de la iglesia de Cristo Resucitado, en la zona hotelera de Cancún, para construir un edificio que tendrá un prostíbulo.
Aclaró que el terreno fue cedido hace más de 20 años a la Prelatura Cancún-Chetumal por parte del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), pero en ese entonces el Presidente de la República en turno, no quiso firmar la cesión de derechos para no transgredir la legislación municipal, ya que es mediante el Cabildo del Ayuntamiento de Benito Juárez como se oficializaría la donación.
Han pasado desde entonces más de 9 alcaldes y el predio aún no ha podido ser legalizado por parte del Ayuntamiento, lo que quieren aprovechar inversionistas “para comprar el predio, hacer un edificio de no sé cuántos niveles y construir hasta un tugurio”, indicó para agregar que van a defender lo que les pertenece.
“Si la Iglesia apoya los valores de las personas, consolida la unión familiar, trata desde su ámbito de combatir la violencia y de resarcir el tejido social, por qué vamos a ceder el espacio que nos dio Fonatur legalmente”, afirmó.
Ahora que en septiembre termina la administración de Remberto Estrada como presidente municipal de Benito Juárez y entra la nueva administración de Mara Lezama, el Obispo de la Prelatura Cancún-Chetumal, indicó que evitarán que les quiten el predio.
Pedro Pablo Elizondo afirmó que las autoridades deben permitir a la ciudadanía “dignificar los espacios y vivir su libertad religiosa”.
Lamentó que a veces, “por actitudes mezquinas de algunas personas, se afecta a los creyentes y falta diálogo entre autoridades y ciudadanía, sobre todo para edificar lugares que fomenta los valores”.