CANCÚN, QRoo, 3 de agosto de 2020.- Ante la emergencia sanitaria por el Covid 19 y evitar más contagios, las vans del transporte público solo pueden llevar ocho pasajeros, es decir operar con 30 por ciento de su capacidad y aplicando los protocolos de seguridad sanitaria, medidas que fueron implementadas por las autoridades.

Para checar que se cumplan dichas medidas, el Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo), instaló filtros sanitarios y realiza operativos de vigilancia.

Ante ello, operadores denunciaron al Imoveqroo de pedir moches de hasta 500 pesos para el refresco si son detectados con más de ocho pasajeros a bordo, dicha situación causa indignación entres los operadores de las unidades, ya que aseguran que dar mordida, el poco pasaje y la gasolina no les sale para sobrevivir.

Para evitar los abusos del Imoveqroo, los trabajadores del volante piden pongan cámaras de seguridad en los filtros sanitarios instalados.

Por otro lado, usuarios que toman las vans que van de Cancún a Playa del Carmen, se encuentran molestos ya que aseguran son pocas las unidades que están operando y ante el número reducido de pasajeros es imposible llegar a tiempo a sus trabajos.

Este lunes 3 de agosto el Imoveqroo realizó un operativo en Puerto Morelos, donde multó a varias unidades y bajó a pasajeros que se dirigían a sus centros de trabajo.

“Hay gente que tiene que trabajar y son pocas vans que quieren operar, ya que por todo quieren dar multar o pedir la mordida”, denunció Maru Colli, usuaria.

Alberto Hernández, otro usuario que fue bajado de una de las vans, aseguró que ni el transporte público y ni las autoridades cumplen con las medidas sanitarias para evitar más contagios de Covid 19, ya que unos no respetan las reglas y otros piden sus mordidas y se hacen de la vista gorda.