CANCUN, QRoo, 27 de mayo de 2018.- Las corporaciones policíacas de Cancún tuvieron una noche de intensa actividad, por el reporte de un conato de incendio en la Cárcel de la ciudad y una supuesta granada en la misma colonia donde se ubica el penal. 
La movilización en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún, causó alarma entre los vecinos de la zona, por un posible motín entre los reos, pero posteriormente se dio a conocer que se había registrado un corto circuito en una de las celdas, lo que provocó el conato de incendio.
Ante la sospecha de que esa situación podría haber sido provocada de manera intencional por los internos, elementos de las distintas corporaciones policíacas y del Ejército acudieron a resguardar el penal, mientras elementos del Cuerpo de Bomberos revisaron el lugar.
Poco tiempo después, en esa misma colonia de la ciudad, policías municipales recibieron el reporte sobre el hallazgo de un supuesto artefacto explosivo, en la manzana 62 de la Región 99, a donde acudieron elementos del Ejército, Policía Federal, PGR y Protección Civil.
Los expertos en explosivos determinaron que se trataba de una granada de plástico y que no representaba ningún peligro, pero aun así fue trasladada a un lugar seguro para su destrucción.
Posteriormente, se reportó un intento de asesinato en el fraccionamiento Haciendas Real del Caribe, cuando un joven, de 24 años, resultó lesionado por varios disparos y fue trasladado a un hospital. En el lugar se encontraron siete casquillos.