CANCÚN, QRoo, 13 de abril de 2019.-  Indignación y promesas de atender el tema si ganan la próxima legislatura son las reacciones de líderes estatales del PRD, Morena y PT ante el enorme gasto en publicidad que hizo el Gobierno del Estado para promover la imagen del jefe del ejecutivo estatal en 2018.
Gastar más de 222 millones de pesos en medios de comunicación, entre ellos una televisora poblana, para favorecer al gobernador Carlos Joaquín González resulta un innecesario derroche cuando ese dinero podría utilizarse en el mejoramiento de la seguridad. 
Hacer eso resulta criminal cuando bien podrían destinar esos recursos al Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), organismo descentralizado que debe servir a los quintanarroenses, coincidieron.
Hernán Villatoro, dirigente del Partido del Trabajo, calificó ese gasto como “irracional” y ofreció que de lograr ser mayoría la oposición en la XVI Legislatura normará al Poder Ejecutivo, al Poder Judicial y a otros organismos autónomos, a fin de que no haya despilfarros y se combatan los males sociales como la creciente inseguridad que lastima al estado. 
No queda más que denunciarlo, no podemos hacer prácticamente nada, reconoció.
Prometió que llegando a la próxima legislatura  protegerán a los quintanarroenses y amarrarán las manos del jefe del ejecutivo estatal que hoy actúa como despilfarrador de recursos públicos y deja de cumplir con los compromisos que contrajo con los votantes.
El dirigente perredista, Rafael Esquivel Lemus, manifestó que estas observaciones deben ser canalizadas formalmente al Congreso estatal y solicitar se haga una revisión comparativas de las partidas destinadas a seguridad pública y difusión de actividades de gobierno para la próxima planeación y aprobación de gastos gubernamentales. 
Deberá hacerse un replanteamiento del presupuesto, sobre todo para destinarlo mejor al fortalecimiento de la seguridad pública, dijo.
Ricardo Velazco, delegado de Morena en Quintana Roo, consideró que los gastos del gobierno estatal en publicidad y difusión de imagen es un acto reprobable cuando la entidad padece los índices más altos de inseguridad en el país.
Se trata de un verdadero desperdicio del erario público al preferir gastar esa cantidad para promocionar un gobierno que no ha dado resultados satisfactorios a la sociedad y que está en deuda con sus votantes.
Tras estas reacciones e indignación social luego de salir a la luz pública el derroche realizado por el Gobierno del Estado, analistas llaman la atención en un hecho próximo: la llegada de la Guardia Nacional y advierten que  el  Ejecutivo estatal deberá cubrir los costos para su manutención, pues el decreto presidencial que la creó indica que cuando los estados y municipios solicitan su presencia asumirán los gastos que esta ocasione.