Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Rodolfo Flores

Amenaza influenza AH1N1 a Quintana Roo

Manuel Sánchez/Quadratín Quintana Rooana Roo
 
| 12 de julio de 2018 | 21:26
 A-
 A+
CANCÚN, QRoo, 12 de julio de 2018.- Fuentes del Hospital General de Quintana Roo confirmaron a Quadratín Quintana Roo que desde este 12 de julio se les informó que a nivel estatal se entraba en contingencia sanitaria por el virus de la influencia AH1N1, por lo que se les recomendó usar tapaboca, evitar contacto físico con compañeros y pacientes, así como lavarse constantemente las manos.
Dijeron que en los hospitales del sector público de Quintana Roo se están registrando muchos casos de influenza y les ordenaron tomar precauciones.
Pese a que se señala por las autoridades del Gobierno del Estado que la influenza está en paramentos de normalidad, Quintana Roo ha registrado tres decesos por ese padecimiento en los últimos días, uno el pasado mes de junio y dos en este mes de julio, por lo que ocupa la primera posición por muertes por influenza.
De las nueve registradas a nivel nacional, tres se han sido en Quintana Roo.
El Gobierno del Estado insiste en desmentir las publicaciones respecto a que existe una epidemia por influenza y asevera que el padecimiento está bajo control.
En ese contexto, el reporte del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) detalla que 23 casos han sido positivos a influenza, ocupando Quintana Roo el segundo lugar a nivel nacional. Yucatán encabeza la lista con 40 casos.
Según la Secretaría de Salud, Quintana Roo ha notificado hasta la semana epidemiológica 26 un total de 49 casos, en tanto en que el mismo periodo de 2107 eran 88 los pacientes diagnosticados con este virus, que de no ser acotado a tiempo puede ser mortal. El influenzavirus A subtipo H1N1, mejor conocido como gripe A H1N1 humana es un subtipo de influenzavirus tipo A del virus de la gripe.
Desde mediados de marzo de 2009, al menos 900 casos mortales han ocurrido en Europa y América por la pandemia de una nueva cepa de H1N1, otras 100 muertes en México aún no están oficialmente confirmadas como casos de influenza H1N1.
En el año 2013 y 2014 el gobierno federal dio la noticia de los nuevos casos de este virus, y en 2016, se detectaron casos de influenza H1N1 en México.
En la mayoría de los casos, la infección por el subtipo H1N1 se manifiesta de forma similar y con síntomas clásicos a cualquier otro caso de infección por gripe común como aumento de secreción nasal, tos, dolor de garganta, fiebre mayor a 38º Centígrados, malestar general, pérdida del apetito, dolor en los músculos, dolor en las articulaciones, vómitos, diarrea y, en algunos casos, desorientación y pérdida de la conciencia.
El subtipo H1N1 puede ser mortal y en algunas personas manifestarse más agresivamente y complicarse con neumonía.
Entre los grupos poblacionales más vulnerables a la influenza tipo A subtipo H1N1 se encuentran niños entre 6 meses a 4 años y adultos mayores a 65 años de edad.
Pacientes con afecciones crónicas de los sistemas pulmonar y cardiovascular, pacientes con enfermedades metabólicas e insuficiencia renal. Niños o adolescentes que están bajo terapia prolongada con ácido acetilsalicílico. Embarazadas que estén cursando su segundo o tercer trimestre de gestación y niños en estado de riesgo como nacidos prematuros, especialmente aquellos con peso menor a kilo 500 gramos.
Para prevenir esta gripe se han recomendado varias medidas:
Evitar el contacto directo con las personas enfermas o que tengan fiebre y tos.
Lavarse las manos con agua tibia y jabón entre 10 y 20 segundos de manera frecuente. Lavarse también entre los dedos, y por último el pulso o la muñeca.
Como alternativa, puede usar alcohol en gel o líquido para desinfectar.
Tratar de no tocarse la boca, nariz y ojos.
Taparse la boca y la nariz al estornudar o toser con un pañuelo descartable o, si no tuviera, con el pliegue del codo.
Usar mascarillas o barbijos, recordando que tienen un determinado tiempo de uso.
El tratamiento actual un antiviral como el oseltamivir o zanamivir, utilizados en aquellos pacientes con factores de riesgo de complicaciones. Estos medicamentos reducen la capacidad de multiplicación del virus, aliviando los síntomas.
Las vacunas inactivadas que circulan en la actualidad corresponden a tres tipos antigénicos principales de virus de la gripe: los A (H1N1), A (H3N2) y B.