Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Amparos ante irregularidades prevén por ley de movilidad

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 11 de julio de 2018 | 10:20
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 11 de julio de 2018.- Cuando entre en vigor la ley de movilidad será recibida con una lluvia de amparos, debido a que viola la constitución y afecta a diversos rubros, advirtió el coordinador general del Observatorio Legislativo de Quintana Roo, Eduardo Galaviz Ibarra.
Enfatizó que el argumento de que hubo foros y consultas para la elaboración la ley no es válido, dado que no se está tomando en cuenta a la ciudadanía.
“Cuando se publique la ley van a empezar a llegar amparos sobre muchas acciones. Efectivamente se han hecho foros, pero eran para cubrir el expediente, tomarse la foto y después no se tomaron en cuenta”, dijo.
Destacó que representantes de su organización fueron a los foros de movilidad y luego de los cambios se constata que no se tomaron en cuenta las opiniones.
Estos amparos se desprenderán de muchas irregulares que vienen en la ley y que no solo se refieren al tema de Uber y las plataformas, porque la afectación va mucho más allá: perjudican atribuciones municipales, afectan a empresarios de transporte de carga, a transportistas de línea federales como ADO, Turicún, Autocar,”Hay muchas afectaciones y cuando empiece a funcionar el famoso Instituto de Movilidad van a llover los amparos de diferentes empresas”, auguró.
Indicó que el lapso de 90 días que se deja para que empiece a funcionar, no es correcto, porque si bien es cierto que estaba el tema electoral, tendría que haber en ese espacio una negociación y lo único que hubo fue la presión de los taxistas que derivó en la iniciativa de modificación.
Eduardo Galaviz enfatizó que el estado no puede concesionar cosas que no le competen: el transporte público establecido en municipios históricamente sí es una concesión que se tiene que dar mediante un permiso o proporcionarla un municipio, pero el Estado como tal, no puede concesionar estacionamientos, sitios y terminales, finalizó.