CIUDAD DE MÉXICO, 20 de mayo de 2019.- Ante la oleada de caravanas migrantes que se han intensificado en los últimos años y que avanzan hacia los Estados Unidos, se buscará cambiar de paradigmas con el Programa de Desarrollo para México y Centroamérica.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, junto a la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), Alicia Bárcena Ibarra, presentaron los avances de la propuesta para el Programa de Desarrollo Integral El Salvador-Guatemala-Honduras-México.

Desde Palacio Nacional, durante la conferencia matutina de este lunes, el Presidente de México destacó que con esta propuesta se atenderá la principal causa del fenómeno migratorio, que es la violencia y las faltas de oportunidades que existen en esta zona.

Detalló que la zona de Centroamérica es una parte muy rica, la cual no ha tenido el desarrollo adecuado, agregó que esta cuenta con naturaleza, petróleo, gas, además de ser cuna de una de las civilizaciones más antiguas de la historia que es la Maya.

Ante esto, manifestó que ahora sigue la inversión para ayudar bel crecimiento de la zona y así evitar que la gente abandone sus países por falta de oportunidades.

Detalló que los Estados Unidos han mostrado interés en crear este planteamiento e inclusive ya existe un compromiso de inversión, por lo que solo realizar la firma del acuerdo.

Por su parte, Alicia Bárcena secretaria ejecutiva de la Cepal, destacó que con los proyectos que se buscan implementar se cambia el paradigma, al tener como ejes principales el desarrollo y el bienestar de la gente pero sobre todo, el respeto a los derechos humanos de las personas.

Bárcena, detalló que con este plan, como lo mencionó el presidente de México, se atenderán las causas que generan la migración y sobre todo para acabar la violencia, indicando que la zona de Centroamérica es más peligrosa que el medio oriente.

Agregó que habrá diversos proyectos de infraestructura y energía, pero pidió que se hagan conexiones en las carreteras con ciudades y poblados del sureste de México, para acrecentar el turismo.

Por último, subrayó que es necesario bajar el valor de las remesas, ya que son muy altas y esto en ocasiones no permite que envíen el dinero al 100 por ciento por el excesivo cobro.