CIUDAD DE MÉXICO, 10 de febrero de 2020.- Julio César Chávez, leyenda del boxeo mexicano, fue presentado como Mr. Amigo 2019-2020 de las ciudades de Brownsville, Texas y Matamoros, Tamaulipas, y recibido por invitados especiales al grito de: “arriba, campeón”.

“Me siento muy contento y orgulloso por este reconocimiento”, manifestó el ex boxeador desde la Cancillería de México, y compartió que al principio se resistió a la invitación del presidente de Mr. Amigo, Artemio Álvarez.

Cada año el comité organizador de las Fiestas Charras del Valle de Texas selecciona a un ciudadano mexicano como invitado de honor para la festividad. En esta ocasión será el ex boxeador mexicano.

Los eventos principales en donde estará participando el campeón mundial del boxeo será en el saludo binacional que se lleva a cabo el último jueves de febrero, en las inmediaciones del Puente Nuevo Internacional que une a las citadas ciudades de Estados Unidos y México.

El presidente del Consejo Mundial del Boxeo, Mauricio Sulaiman, destacó que Julio César Chávez es una persona penosa y no entiende lo que significa para los mexicanos. 

“Cuando le llegó la convocatoria para ser Mr. Amigo se preguntó: ¿yo qué, por qué? Hay muchos otros”, compartió sobre la timidez genuina del ex boxeador. 

Sulaiman resaltó que Julio César Chávez ha llevado la bandera de México por varios rincones del mundo y todos los días de su vida se sigue dedicando a dignificar el país con una lucha constante de ayudar a quienes tienen necesidades para salir adelante en la vida; “trabaja para eso”, afirmó.

La ceremonia de entrega del Reconocimiento Mr. Amigo fue celebrada en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), con la presencia de los campeones del boxeo mexicano: Carlos Zárate, Humberto ‘la Chiquita’ González, José Isidro ‘Pipino’ Cuevas González, César Bazán, Mauricio Aceves, el medallista olímpico Daniel Aceves, entre otros.

El conocido como Sultán de Culiacán es una leyenda del deporte mexicano nacido en Ciudad Obregón, Sonora. Fue campeón de los Guantes de Oro e inició el camino a la gloria en el ámbito profesional con su debut en 1980, pero fue hasta 1984 que se coronó campeón por primera vez en la categoría Super-Pluma, al noquear en ocho asaltos a Mario ‘Azabache’ Martinez en el vetusto Olympic Auditorium de Los Ángeles, California.