CANCÚN, QRoo, 27 de octubre.- Fueron ráfagas de viento de unos 155 kilómetros por hora, pero eso bastó para que en unas dos horas, el huracán Zeta se llevara arena de las playas de Cancún.

Personas que vivieron los huracanes Gilberto, Wilma y ahora Zeta, observaron como en Playa Delfines, la levantó por más de siete metros y la posó sobre el bulevar Kukulcán de la zona hotelera.

Santiago Hernández

El saldo afortunadamente fue blanco, pero Zeta rompió vidrios y levantó láminas. Su aire más que su lluvia fue lo destructivo.

Palmas tiradas, postes, cables de energía rotos y arena, mucha arena sobre el bulevar, que ya ha empezado a recolectarse para ser llevada a su lugar, es el saldo de Zeta que, si se suma a los daños de la tormenta Gamma y del Huracán Delta, son un gasto fuerte tanto para empresarios y ciudadanía en este mes de octubre.

Sin embargo en un par de días, Cancún, Puerto Morelos, Cozumel, Riviera Maya e Isla Mujeres estarán listos para dar de nuevo la bienvenida al turismo.