CANCÚN, QRoo, 22 de octubre de 2021.- Ya son 100 los pescadores que han tenido que utilizar la cámara hiperbárica de Isla Mujeres debido a los prolongados tiempos de inmersión para la captura de langosta.

El último caso es un buzo de 24 años que requirió utilizar a la cámara hiperbárica debido a una descompresión tipo ll debido a que realizó una inmersión a 30 metros con tiempo de fondo de 10 minutos.

Y aunque el tiempo de ascenso es de cinco minutos, este se quedó sin aire en el compresor lo cual lo obligó a realizar un ascenso rápido, con síntomas del oído derecho tapado, dolor intenso de cabeza, nasal y vómito.

Ante esa situación se le llevó de manera inmediata a la cámara, para estabilizarlo y ya se encuentra fuera de peligro.

Sin embargo, ante la necesidad de conseguir el sustento mediante la recolecta de langosta, cada vez son más los trabajadores de mar que sufren una descompresión al estar mucho tiempo expuestos a la falta de oxígeno.