CANCÚN, QRoo, 21 de julio de 2021.- En 2020 se presentaron cerca de 400 denuncias de despojos en Quintana Roo, por lo que este miércoles seis organismos empresariales e instancias gubernamentales suscribieron un convenio de colaboración que agilizará la atención de este delito.

Estos delitos se registran principalmente en los municipios de Benito Juárez y Tulum, donde operan bandas bien organizadas falsificando contratos y títulos de propiedad para consumar los fraudes, en los que la autoridad judicial ya tiene definidos los patrones de los perfiles delictivos y de las víctimas, así como el modus operandi.

El tema va desde el despojo violento que afecta a la propiedad privada hasta la furtiva, pasando por el uso de documentos falsos o con la participación de instituciones, que inicia con una mentira que se hace una verdad real.

Datos de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo (FGE), señalan que también se simulan adeudos de trabajadores, en los que se designa una propiedad en garantía y se asigna a través de procesos laborales y civiles, por lo que ya se tienen despachos jurídicos identificados que de manera sistemática se dedican a asuntos de despojo.

En el marco de la asamblea mensual del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), el vicepresidente del organismo, James Tobin, explicó que el despojo es un delito que ha lacerado por años al estado sin que se hiciera nada por detenerlo, el cual se ejecuta incluso utilizando poderes notariales otorgados en otros estados del país.

Por ello, el acuerdo suplirá la denuncia legal para atender el caso de inmediato, pues le dará participación a la ciudadanía para señalar el caso y que la autoridad localice al propietario o poseedor legal, lo cual dará certeza a todos los actos de la autoridad soportados por las cámaras empresariales y la sociedad civil.