MÉRIDA, YUC., 14 de abril de 2019.-El lingüista Fidencio Briceño Chel exhortó al gobernador Mauricio Vila hacer realidad la propuesta de un Yucatán bilingüe, y confirmó que  “hay muchos mayas que podemos trabajar conjuntamente para lograr ese sueño anhelado”.
Dijo que para que haya un estado bilingüe es necesario hacer un trabajo con los que no hablan la lengua indígena, para que la respeten, valoren y la aprendan, “solo así podremos hablar de igualdad, convivencia y respeto mutuo”.
No es la primera vez que el destacado lingüista pide que Yucatán cumpla su compromiso con el pueblo maya, lo hace en diversos foros y eventos en los que ha participado a través de 30 años como investigador en comunidades de la Península de Yucatán.
Actualmente como director del Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán busca hacer realidad este proyecto, que espera una vez concretado pueda homologarse en Campeche y en Quintana Roo.
En el Museo Regional Palacio Cantón, la Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado, le entregaron un reconocimiento por su labor como lingüista, divulgador y promotor de la lengua maya como patrimonio cultural.
Fidencio Briceño precisó que se trata de que 2019 no sea solo un año de celebraciones por las lenguas indígenas, y “sí un impulso para el verdadero reconocimiento y la aplicación de la Ley General de Derechos Lingüísticos en México, y que las lenguas vivas se disfruten y sean reconocidas como patrimonio vivo”.
Para ello, dijo, es necesario difundir la lengua maya, enseñarla, mostrarla, protegerla y valorarla como patrimonio tangible y hacer eso en toda la Península de Yucatán sería algo muy importante.
En el evento estuvo presente Eduardo López Calzada, delegado del INAH en Yucatán, y Bernardo Saarvide, director del Museo Palacio Cantón, entre otros.
El cronista de Felipe Carrillo Puerto y colaborador de Quadratín Quintana Roo, Carlos Chablé, asistió en representación de la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo, que también avala la propuesta de hacer bilingüe no solo a Yucatán, sino también a Campeche y a Quintana Roo.