CANCÚN, QRoo, 10 de enero de 2020.- Hace siete años, un cancunense fue a buscar trabajo. Pero por sus antecedentes penales la empleadora no lo aceptó.

Justino pasó 20 años en la cárcel por robar y asaltar a la gente y salió de prisión tras cumplir su condena.

Recuerda, sin dejo de resentimiento, la única respuesta, que le dio la mujer: con esos antecedentes a lo único que te puedes dedicar es a la chatarra.

Pero el hombre no lo tomó a mal. Así lo hizo y ahora, orgullosamente, ha cambiado su vida para bien, no solo se dedica a chatarrero, limpia las calles de Cancún –sin algún pago– cuando las ve sucias y hace otros trabajos para los ciudadanos.

Acompañado de un amigo, a quien le enseña que es mejor ser parte de los buenos, desde muy temprano sale a trabajar para ganarse la comida diaria.

Con Pedro, de oficio cocinero, recorre Cancún recogiendo todo tipo de chatarra.

Pedro se estaba dedicando “a la perdición”, pero Justino le ha enseñado que es mejor “irse por la derecha y bajarle al pomo”.

Este viernes a las 6 horas, los amigos ya habían recorrido las calles de las regiones 247, 248, 227 y les faltaba otro tanto, pese a la lluvia y al fresco.

Ambos, comparten el pan y el agua, el dinero que ganan por chatarrear se lo dividen y están tratando ya de no comprar licor.

Afirman que prefieren andar limpiando frentes de casas y patios, de los vecinos de los fraccionamientos de las colonias 247, 227, 225, 226, 248, y otras cerca del arco vial, y no volver a delinquir.

Justino nos contó que cuando era adolescente cayó preso por andar robando y eso le trajo muchos problemas en su vida, ahora para ganar dinero prefiere trabajar de pepenador y también levanta escombro, todo para “ya no hacer daño a la sociedad ni a mi persona”.

En su chamba diaria van bien resguardados por sus canes, que –dicen– les cuidan, como ellos, por lo cual una de sus motivaciones “es que halla papá para todos”.

Los vecinos de las zonas antes referidas, los ven y los saludan, saben que son personas humildes, pero trabajadoras y sobre todo, que no son ladrones.