CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo de 2018.- Tras la denuncia de una pareja por la muerte de su bebé por falta de atención ginecológica en el Centro Médico La Raza, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció que separó de sus cargos al director médico, al coordinador médico del turno nocturno, al jefe de la división de obstetricia y a la jefa de departamento clínico de perinatología, dado que investigan para determinar la responsabilidad del personal que estuvo a cargo de la atención.

En mensaje, el coordinador de Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS, Efraín Arizmendi Uribe, añadió que la paciente, Mitzi Ramírez Jiménez, con embarazo de alto riesgo, fue internada el pasado 28 de abril, con embarazo de 35.5 semanas de gestación y amenaza de parto prematuro, ya que presentaba contracciones uterinas irregulares.

El primero de mayo a las 23 horas, continuó, se le detectó ruptura espontanea de la fuente; al día siguiente, a las 6 horas, se decidió la inducción de parto por vía natural, ya que se contaban con elementos de bienestar fetal y acorde a los procedimientos médicos establecidos.

Ante la falta de progresión del trabajo de parto, siguió, se indicó cesárea y en espera de la misma, se detectó ausencia de la frecuencia cardiaca fetal.

Con información de Quadratín México