TULUM, QRoo, 10 de abril de 2019.- La falta de prudencia al manejar ocasionó dos accidentes en menos de dos horas en Tulum.
El primero de ellos ocurrió sobre la carretera 307 en el kilómetro 233; unos cuatro kilómetros al norte de la ciudad y casi frente a la salida a la popular Caleta Tankah  cuando -quizá por alguna distracción o somnolencia- el taxista del Sindicato Lázaro Cárdenas de Solidaridad, con número económico SL-54 salió intempestivamente del camino a alta velocidad, chocando con un montículo de tierra y piedras para terminar su unidad en una pequeña hondonada, casi perpendicular al camino, pero a unos cinco metros de éste. 
Ese caso, fue prontamente atendido por la Dirección de Protección Civil de Tulum cuyo director, Salvador Arguea, aprovechó para pedir prudencia al conducir, pues destacó que accidentes como ese son provocados muchas veces por la distracción y agravados por la velocidad.
Algo que llamó la atención es que una unidad del mismo Sindicato Taxista Lázaro Cárdenas de Playa del Carmen con el logotipo y rotulado como Secretaría del Trabajo, se presentó minutos después y pretendió que en ella se retirará el conductor taxista que presentaba varias contusiones y escoriaciones y que permaneció durante una media hora acostado en el asiento trasero de aquella unidad antes de ser revisado por paramédicos.
El segundo accidente que dejó dos lesionados, con varias facturas cada uno de ellos, ocurrió dentro de la ciudad.
En ese percance, una pareja joven a bordo una motocicleta fue embestida brutalmente por un auto compacto cuyo conductor inicialmente se dijo a la policía que se había retirado, sin embargo de manera responsable el conductor del vehículo esperó fuera de él, pero en el lugar de los hechos, pidió el auxilio de paramédicos para los jóvenes motociclistas que circulaban en una calle con alto obligatorio pero sin señalizar.
En este caso el encontronazo se dio entre las calles Bubul-Ek con Géminis Norte en las inmediaciones de las colonias Maya Pax y Guerra de Castas.
En este accidente el conductor de la motocicleta, sufrió una fractura expuesta, al menos, entre el pie y la parte baja de la extremidad derecha mientras que su joven acompañante, que trataba de reprimir el llanto también sufrió, según las primeros versiones, la fractura de una pierna. 
Vecinos de la zona,  que en más de un centenar se reunieron curiosos, fueron insistentes en señalar que accidentes como éste son comunes y ponen en riesgo la vida incluso de niños que habitualmente juegan en los alrededores pues los vehículos circulan a exceso de velocidad y encima no existen señalamientos que indiquen con claridad que dirección tiene el alto, por lo que pidieron a la autoridad municipal que se ponga la señalización de inmediato, pero que también se coloquen reductores de velocidad.