CANCÚN, QRoo, 10 de abril de 2019.- La presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, precisó que se trabaja en un operativo que terminará con la corrupción que se había generado por los amparos y el alcoholímetro.
En ese contexto, la presidenta de Cancún destacó que se busca que los automovilistas alcoholizados ya no tengan que quedarse en prisión en el Torito, ya que se ha propuesto que podrán ser recogidos por sus familiares junto con el carro.
La medida trata de combatir la corrupción, pero sobre todo de crear conciencia en los ciudadanos.
La alcaldesa informó que se seguirá haciendo la prueba del alcoholímetro, pero que se está buscando un instrumento que acote el problema y que al mismo tiempo sea benéfico para los cancunenses.
Este operativo inicialmente se creó para prevenir accidentes y evitar que conductores ebrios manejarán, sin embargo se desvirtuó su fin por lo que ahora Mara Lezama propondrá que los automovilistas que se encuentren con algún porcentaje de alcohol en su sangre puedan ser recogidos por sus familiares junto con el vehículo.
Resaltó que conducir alcoholizado puede terminar con la vida del conductor y con la vida de otros “y eso es lo que menos se quiere en Cancún”.