CANCÚN, QRoo, 19 de enero de 2019.- El aumento en el cobro de la energía eléctrica ya le pasó factura a las granjas acuícolas que operaban en Quintana Roo.

Se ha dejando en abandono la producción de tilapia y langosta de agua dulce.

El investigador, Sergio Vázquez, reveló que las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) provocaron el cierre de alrededor de 50 granjas acuícolas en Quintana Roo, cuyas instalaciones se encuentran abandonadas.

Comentó que las tarifas incidieron en los costos de operación de los productores, que al no lograr comercializar su producción según lo proyectado, los llevó a abandonar las granjas.

Explicó que otros factores que incidieron en el cierre fueron la falta de capacitación profesional y la suspensión de proyectos por parte de las autoridades, pues las granjas fueron construidas con recursos federales.