CIUDA DE MÉXICO, 13 de mayo de 2018.- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) afirmó que los constructores harán valer el Estado de derecho en caso de llegarse a cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

El presidente del organismo, Eduardo Ramírez Leal, reconoció que existe preocupación en el sector ante dicha situación que fue planteada por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

Recordó que las empresas que trabajan en el NAIM “participaron en una licitación pública, hicieron sus propuestas sin pensar en una cancelación. Sí hay preocupación normal sobre una obra que se pueda detener. Los empresarios tienen derecho a pedir que se respete el Estado derecho, creemos que este tema es más de debate político que técnico”.

Expuso en entrevista con Notimex que hasta el momento se han licitado obras por unos 138 mil millones de pesos, dentro de las cuales, solo 8.0 por ciento corresponde a empresas extranjeras.

“Hay un Estado de derecho del que siempre hemos hablado, hay un respeto a las instituciones, estamos en un periodo electoral en donde los candidatos se están manifestando en el tema del aeropuerto y otros. Si los constructores están cumpliendo en tiempo, calidad y costo, el interés es que se respete el Estado de derecho”, insistió.

Ramírez Leal argumentó que continuar con la construcción de esta importante obra beneficiará al país.

De acuerdo con el portal de datos abiertos del gobierno federal, hasta el momento, el NAIM tiene un monto licitado de 138 mil 168 millones 609 mil 582 pesos, con 416 procedimientos de contratación y 366 proveedores.

Del monto total, 87 por ciento se ha adjudicado mediante licitación, 6.3 por convenio de colaboración, 4.0 por ciento por invitación a cuando menos tres y el resto en contrataciones ASA y adjudicación directa.

La constructora mexicana Coconal afirmó que cancelar el Nuevo Aeropuerto para construir en la Base de Santa Lucía traería un proceso recesivo, costos adicionales por reclamaciones y una nueva licitación para dicha infraestructura.

Aseguró que lo planteado por el candidato por la coalición Juntos Haremos Historia es solo un tema político, además de irreal e imposible.

De acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), no construir el NAIM tendría un impacto negativo de hasta 20 mil millones de dólares en la contribución al Producto Interno Bruto (PIB) y hasta 200 mil empleos menos sustentados por la aviación y la pérdida de 20 millones de pasajeros al año en 2035.

Además entre 2014-2034, suponer que el desarrollo de esta obra avance como está previsto y sin restricciones, el número de pasajeros en el país podría superar los 136 millones al año en 2034.

Sin embargo, en ausencia de esta nueva capacidad, el número total se vería limitado a 116 millones de usuarios para 2034, una diferencia de más de 20 millones de pasajeros anuales.

Ramírez Leal dijo en este contexto que la infraestructura es el camino para detonar otras actividades, en donde la construcción impacta en 176 más, por lo que por cada 100 pesos, 45 pesos van a la compra de productos de esta cadena productiva, además de participar como la cuarta actividad en la aportación al PIB.