OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 27 de septiembre de 2018.- Miguel Ángel Pech Cen, quien ya presentó su renuncia oficial al cargo como Fiscal General de Quintana Roo, culpó a los medios de comunicación de magnificar la percepción de inseguridad que se vive en la entidad y especialmente en Cancún.

Dijo que los representantes de los medios de comunicación han hecho más eco de la violencia y esa es una de las razones por las que decidió abandonar el barco de la FGE, que se ha hundido ante la impunidad de más de 430 crímenes violentos en lo que va del año y un promedio de tres muertos diarios en el municipio de Benito Juárez.
En su gestión, más de 25 periodistas de Quintana Roo se adhirieron al protocolo de Seguridad que ofrece la Secretaría de Gobernación ante la imposibilidad de Miguel Ángel Pech de resolver los asesinatos de tres periodistas quintanarroenses y de más de 400 muertos con violencia en el destino turístico más importante del país.
Apenas este miércoles 26 de septiembre la propia Fiscalía del Estado confirmó los asesinatos de dos marinos, por lo que la Secretaría de Marina Armada de México realizó un fuerte pronunciamiento exigiendo la investigación de los hechos.
El Fiscal, quien dejará el cargo el lunes 1 de octubre, también deja sin resolver la muerte de una candidata y un funcionario del PRI, así como la balacera en Puerto Juárez, donde hubo varios heridos e, incluso, murió un ministerial.
Sin avances en sus respectivas investigaciones deja decenas de crímenes de embolsados, entambados, ensabanados, descuartizados y decapitados.
El caso histórico de un escolta cancunense a quien se inculpó por el asesinato de 2 personas, entre ellos un periodista, pero salió libre por falta de pruebas.
Además de que con Miguel Ángel Pech en la Fiscalía aumentaron los robos a casa habitación, el cobro de derecho de piso a negocios, extorsiones y los asaltos a supermercados y tiendas de conveniencia, bancos y a empresas, sin un número de detenidos considerables, por lo que ciudadanos en varias ocasiones se manifestaron en sus oficinas para exigirle la renuncia, por la que optó presentar finamente ante el Congreso del Estado.
Trascendió que al dejar acéfala la Fiscalía por espacio de tres meses aproximadamente, mientras el Congreso de Quintana Roo nombra a un nuevo fiscal, quedaría como interino Gustavo Salas Chávez, quien trabaja en la Procuraduría General de la República.
Miguel Ángel Pech Cen deberá entregar antes de abandonar el edificio de la FGE cuentas por más de 500 millones de pesos canalizados al organismo.
Salas Chávez es egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM; con estudios de posgrado la Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas.
Ha sido titular del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia de la PGR.
Fue Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión, agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México; delegado en Costa Chica y Zona Centro de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero; subsecretario de Seguridad Pública del estado de Chiapas, entre otros cargos.
Asimismo, en la terna para el nuevo Fiscal General de Quintana Roo, ya se mencionan también los nombres de Rafael del Pozo y de Jorge Aguilar Osorio.