Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Denuncian a hotel de Cozumel por envenenar animales endémicos

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 21 de junio de 2018 | 16:08
 A-
 A+

COZUMEL, QRoo, 21 de junio de 2018.- El biólogo Ángel Rafael Chacón Díaz acusó al Hotel Fiesta Americana Cozumel, ubicado en la costera sur de este destino, de matar animales endémicos, lo que ha causado indignación en redes sociales.

Rafael Chacón indica que están poniendo en todos los jardines, lo que ha provocado la muerte de mapaches enanos e iguanas, entre otros animales cuyo hábitat ha sido arrebatado con las construcciones hoteleras.

En un vídeo que ha sido compartido por Facebook a través de la agrupación Tierra de Animales, se muestra la agonía de un mapache pigmeo, tras haber ingerido el veneno colocado en los linderos del centro de hospedaje.

El mapache de Cozumel (procyon pygmaeus) es una especie endémica de México, la cual se encuentra actualmente en peligro de extinción, debido a la destrucción de los manglares, la llegada de la mancha urbana y los fenómenos naturales.

Es el mapache más pequeño que existe en México y tiene características que lo definen, porque su cuerpo es rechoncho, pesa entre tres y cuatro kilogramos; tiene piernas cortas; dedos largos y angostos y cola corta con relación a la longitud del cuerpo con anillos negros (entre seis o siete).

Su rostro tiene colores opacos (negro y gris) en su antifaz y pelo en todo el cuerpo y bigotes largos que le permiten la percepción de ciertos elementos.

Es un animal nocturno y generalmente es solitario, aunque en ocasiones tiende a formar grupos familiares y es único de Quintana Roo, específicamente del municipio de Cozumel.

Por su parte Lumina Adhara comentó que no es la primera vez que un hotel hace eso con los animales que atraen a los turistas y refirió que en 2003m,k en el Hotel Sheraton Cancùn, el encargado de origen alemán, Dieter Roester mató más de 500 iguanas al ordenar a los empleados colocar veneno, simplemente porque no le agradaban.

La denuncia fue interpuesta y se espera que las autoridades tomen cartas en el asunto del hotel de Cozumel.