CANCÚN, Q. Roo., 20 de mayo de 2018.- A diferencia de lo que hicieron en el primer debate presidencial, esta vez la mayoría de los aspirantes al Senado de la República y al Congreso de la Unión, así como los abanderados a las presidencias municipales de las diferentes coaliciones de Quintana Roo, no convocaron a eventos masivos con su militancia para presenciar el evento político televisivo más esperado de la semana.

De esta manera, los aspirantes a ocupar un puesto de elección popular en la entidad desdeñaron el debate de los candidatos a la Presidencia de la República y durante todo este domingo se centraron en sus actividades proselitistas o de carácter privado.

No convocaron a alguna concentración masiva o pública de apoyo ante el segundo debate presidencial, contrario a lo que ocurrió en el encuentro anterior.

Una vez con su candidatura asegurada, en las agendas oficiales de los aspirantes de Quintana Roo para este domingo, tal pareciera que se ignoró el evento político que tuvo lugar en Tijuana y que abarcó una audiencia de millones de televidentes.