OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 2 de diciembre de 2019.- Por tercera ocasión en este año, elementos policíacos tuvieron que darle el último adiós a un compañero en activo abatido por la delincuencia organizada y escuchar de nueva cuenta el compromiso de la autoridad de dar con los responsables.


Este lunes, los dos hijos, los padres y hermanos del director operativo del Mando Único en Tulum, Hugo Trejo, asesinado el fin de semana, fueron testigos del último adiós brindado al elemento policíaco de parte de sus compañeros y en donde fue notoria la ausencia del titular de la corporación policíaca.


Fue un gran compañero, comprometido con la ciudadanía y que se desempeñó siempre para garantizar la seguridad de la ciudadanía, fueron las palabras del comandante Jesús Pérez Abarca quien se comprometió a no descansar hasta dar con los responsables utilizando todos los esfuerzos institucionales para lograrlo.

Aunque afirmó que ha recibido instrucciones para brindar todo el apoyo institucional para los deudos del malogrado director operativo del mando único en Tulum.


Trejo Pasaran es el tercer elemento policíaco abatido por la delincuencia cuyo asesinato se suma al de Ali Gamel Schanaid Càmara, ejecutado en su domicilio el 10 de julio y al de José Antonio Archi Yama el 22 de septiembre de este año.

Los familiares de Trejo Pasaran exigieron el esclarecimiento de este asesinato.


Aunque el secretario de gobierno, Arturo Contreras Castillo, quien encabezó el homenaje póstumo de cuerpo presente que se realizó en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública reconoció que los asesinatos son resultado de la afectación de intereses de los grupos delictivos que son combatidos en el Estado.


Reiteró que las acciones de combate están dando resultado aún cuando los alcances se observarán a largo plazo “antes que termine la actual administración estatal”.

Aunque reconoció que hay una diferencia entre los resultados obtenidos y la percepción ciudadana por lo que Reiteró el exhorto de confianza hacia las corporaciones policiacas.