OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 2 de diciembre de 2019. – El presidente municipal de Othón Pompeyo Blanco, Otoniel Segovia, la síndico Yensuni Martínez Hernández y el director de los servicios públicos, Elías Rueda López pudieran ser destituidos de sus cargos de incumplir con el mandato del Juzgado Sexto de Distrito de sanear y cerrar el tiradero de basura a cielo abierto en el que se ha convertido lo que fuera un relleno sanitario.

El 28 de noviembre, el juzgado otorgó el amparo 306/2019, interpuesto en abril pasado, por familias que viven en la zona aledaña al tiradero a cielo abierto de basura y que exigen su derecho a un ambiente saludable tras enfermedades que han presentado principalmente menores de edad.

Héctor Pérez, abogado de las familias afectadas por las condiciones insalubres en la que se encuentran rodeados por el estado que guarda el basurero municipal, explicó que el Juzgado otorgó un plazo de dos meses a la autoridad municipal para que realice trabajos de saneamiento de la zona así como cuatro meses para su cierre definitivo.

Indicó que de incumplir la autoridad municial con dicha disposición, la ley establece la destitución del presidente municipal, la síndico y el director de Servicios Públicos.

Aclaró que la autoridad puede recurrir al Recurso de Revisión de la sentencia como un acto para ganar tiempo pues consideró que no hay elementos para revertir la disposición judicial

Reiteró que el tiradero de basura a cielo abierto representa un riesgo para unas 6 mil 500 personas que habitan en sus alrededores ya que al carecer de un programa de manejo implica un riesgo de salud pública: en sequía por los incendios que causan elevadas temperaturas, con surgimiento de fauna nociva, mientras que durante lluvias el escurrimiento de lixiviados causa afectaciones.