Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Diario Legislativo

Pedro Jiménez Rodríguez
 
| 23 de agosto de 2018 | 11:42
 A-
 A+
No han aprendido nada los del PRI
No cabe duda que los priístas no tienen remedio y están como decía José Alfredo Jiménez en una popular canción, “nada les han enseñado los años”.
Lo único que queda claro es que el que sigue mandando en el otrora partidote, es el presidente Enrique Peña Nieto, pues no se puede explicar de otra manera que estando, como están en la lona, les dicte órdenes para que los sigan vapuleando.
Eso de simular una elección democrática de la dirigencia interina, no es más que una mancha más al tigre que de por sí ya está bien manchado.
Es que hasta el más inocente sabía que lanzando una convocatoria en sábado para que en 48 horas se registrarán aspirantes y se sometieran al escrutinio delos Consejeros Políticos, no era más que la confirmación de que la futura senadora Claudia Ruiz Massieu, se quedará en la presidencia del partido hasta el año próximo.
Por eso nadie quiso entrarle al toro, no participaron los críticos de Democracia Interna, por ejemplo, que quieren acabar con la simulación y solo aspiran a que los dejen intervenir en la refundación del PRI y demandan que el presidente Peña Nieto se deslinde del partido.
Sin embargo, Peña Nieto no sólo no se deslinda del partido tricolor, sino que manda las señales y dicta las órdenes para que se siga haciendo lo que él dice y sólo Dios sabe a dónde quiere llevarlo.
Por eso, ayer ordenó que se reunieran en la sede del PRI los senadores y diputados electos que entrarán como comparsas en la LXIV legislatura que inicia trabajos el 1 de septiembre.
No queda claro que fueron a platicar los legisladores electos a la sede su partido, a n o ser que solo hayan estado ahí para consolarse mutuamente y llorar la derrota que les infringió el 1 de julio el pueblo.
Es preciso aclarar que el PRI será la quinta fuerza electoral en la próxima legislatura, por debajo de Morena, PAN, PT y PES, apenas arribita de Movimiento Ciudadano y del Partido verde Ecologista de México.
Con esos números de 14 senadores y 43 diputados, no podrá aspirar a presidir por un tiempo cualquiera de las dos cámaras y sólo cabría esperar que sean capaces de convertirse en una oposición critica y proponente, pero no les va a ser fácil, pues están acostumbrados a estar del otro lado de la barra, es decir, no les será fácil cambiar de cantinero a borracho.
En fin, veremos que hacen los priístas ante la inminencia de ser parte de la “chiquillada” en la próxima legislatura.
EL PULSO..- Por cierto, el que volvió por sus fueros y con renovados bríos, a la Cámara de Diputados, es Gerardo Fernández Noroña, ahora unido a la bancada del Partido del Trabajo. Ya quedo registrado y luego de recibir su credencial dijo sentirse muy conmovido, “porque los últimos seis años fueron de cruce por el desierto, fue un esfuerzo grande, sin partido, sin recursos, silenciado por los medios”*** Y ya que andamos con los del Partido del Trabajo, nos encontramos con que le dieron palo a Oscar González Yáñez, pues le quitaron la coordinación de la bancada que ya sentía como suya, y se la dieron a Reginaldo Sandoval Flores, actual líder del PT en el estado de Michoacán*** Y también en el PRD hay sorpresas, pues su coordiando0r será el polémico Ricardo Gallardo, potosino que ha sido cuestionado por su vertiginoso enriquecimiento y su presunta liga con la delincuencia organizada de su natal San Luis Potosi*** Por último, si alguien pensaba que los diputados de Morena van a arrolar am los demás, les avisamos que no va a ser así, pues aunque ocuparan más de 300 curules y podrían hacer mayoría calificada con sus alisados del PT y el PES, se la van a llevar tranquila y hasta van a compartir la presidencia de la  Junta de Coordinación Política y de la Mesa Directiva, con el PAN y el PT.