Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

Diario Legislativo

Pedro Jiménez Rodríguez/Quadratín Quintana Roo
 
| 07 de junio de 2018 | 18:55
 A-
 A+

 

*Meade y el PRI se olvidaron de los medios

A 22 días de la madre de todas las elecciones, el panorama es negro para el candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade Kuribreña y hasta los priístas más viejos de la comarca, dudan que pueda remontar la ventaja que le lleva el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Esos priístas que aseguran no van a votar por el que llegue en segundo lugar el 1 de julio, porque no van a traicionar sus principios y seguirán votando por su candidato, vaya en el lugar que vaya, sienten que Meade no ha logrado convencer a los indecisos, a pesar de que sus cartas credenciales son excelentes.

Le ha faltado a José Antonio Meade, convencer a la gente der que esta listo para ser su presidente, y no ha sido por falta de ganas o trabajo de campo, sino porque no ha tenido el apoyo de los medios de comunicación que tradicionalmente se la juegan con el PRI.

Estamos hablando de las televisoras, los noticieros radiofónicos, los periódicos nacionales y las revistas de mayor impacto, que en cada elección reciben millonadas de pesos, para que posesionen a los candidatos del PRI.

Esos medios apoyaron incondicionalmente al PRI desde siempre, a grado tal que algunos como Emilio Azcárraga, El Tigre, presumía públicamente que Televisa era un soldado del PRI.

Claro que ese apoyo no era gratuito, pues no sólo Televisa, sino también TV-Azteca, las radiodifusoras y los periódicos y revistas, grandes y pequeños, recibían muchos millones de pesos para hablar bien del candidato y de paso omitir las cosas que pudieran perjudicar su imagen.

Ahora no ha habido eso, dicen que porque el Instituto Nacional Electoral, tiene muchos ojos y vigila hasta el último centavo que gastan los partidos políticos y los candidatos, pero eso ha sido la constante desde la elección del año 2000, cuando Vicente Fox le gano la presidencia al PRI y a Francisco Labastida Ochoa.

En ese entonces el PRI gasto mucho dinero, para apoyar Labastida Ochoa, pero le faltaron algunos millones para cerrar la pinza el día de las elecciones, debido a que le ató las manos el presidente Ernesto Zedillo.

En 2006 tampoco gastaron todo el dinero que tenían, aduciendo que las multas que le aplicaron al PRI de Roberto Madrazo, fueron tan devastadoras que el partido entro en crisis económica y sin el respaldo de los gobernadores, que no aceptaron la imposición de Madrazo Pintado, el tricolor se hundió.

El PRI recupero la presidencia en 2012 no sólo porque postulo a Enrique Peña Nieto, un candidato carismático y muy atractivo, sino sobre todo porque gastó varios miles de millones de pesos en la campaña.

Personalmente me consta que los dueños de las televisoras, las radiodifusores, periódicos y revistas, recibieron muchos millones de pesos en efectivo y por adela para que hicieran una buena campaña de difusión.

Hoy los priístas no quieren gastar en eso, han enfocado sus baterías en las redes sociales, y se han olvidado de los medios tradicionales, en los que un día si y otro también promueven a los otros candidatos, sobre todo a AMLO, y de vez en cuando se acuerdan de Meade Kuribreña.

Así, sin una atención adecuada a los medios de comunicación, con colaboradores que no entienden para que estas estos medios, la campaña de Meade no prende y solo faltan 22 días para las elecciones.

La pregunta es ¿Llegara a tiempo el apoyo económico para el cierre?

[email protected]