CANCÚN, QRoo, 21 de julio de 2018.- Un conductor, en aparente estado de ebriedad, es señalado de haber disparado contra una patrulla de Tránsito para intentar evadir un retén del operativo del programa de alcoholimetría. 
Después de una persecución fue interceptado en la avenida Chichén Itzá, a la altura de la Supermanzana 41 de esta ciudad, en la madrugada de este sábado.
La patrulla que realizó la persecución resultó con impactos de bala en el área del cofre. No se reportaron lesionados, pero si momentos de alarma en la avenida Chichén Itzá, donde se escucharon múltiples disparos. 
De hecho, la unidad de la Dirección de Tránsito Municipal realizó una maniobra de intercepción y cerró el paso al conductor del automóvil de color rojo, el cual colisionó contra la unidad policíaca.
Dentro del vehículo del presunto agresor, los policías encontraron una pistola en el piso del área del conductor y procedieron a someterlo. Algunas versiones indicaron que viajaba con una mujer y dos niñas, quienes salieron ilesas.
Más de 10 patrullas acudieron al lugar, en el cruce de las avenidas Chichén Itzá y Tikal, en una situación que llamó la atención de conductores y transeúntes.