CANCÚN, QRoo, 22 de febrero de 2021.- Los despachos de cobranza se han vuelto un dolor de cabeza para los deudores, lo cual ha incrementado hasta 30 por ciento la carga de trabajo de la Comisión Nacional para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El titular de la Unidad de Atención a Usuarios BC5 de la Condusef, Manuel Castro, explicó que tras el inicio de la pandemia de Covid 19 aumentaron hasta 30 por ciento las asesorías derivadas de las quejas por la actuación de los despachos de cobranza.

Las principales quejas de los usuarios son por acoso, amenazas e insultos de parte de los despachos y su personal, lo cual puede ser denunciado a través de la página de Condusef en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).

Consideró que la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria, ha provocado que muchas personas no puedan cumplir con los pagos de sus préstamos o créditos contratados de manera oportuna, lo cual ha generado ese tipo de situaciones de parte de los despachos de cobranza para regularizar los adeudos.

Ante esta situación, sugirió a los usuarios de servicios financieros cuidar el manejo de sus créditos y utilizarlos sólo en casos de emergencia, pues no es dinero adicional sino anticipado, por lo que si caen en cartera vencida se puede generar una bola de nieve por comisiones, intereses y recargos.