TULUM, QRoo, 12 de marzo de 2019.- Como si se tratara de un corto cinematográfico, un taxista en completo estado de ebriedad, conduciendo la unidad 316 del Sindicato Tiburones del Caribe de Tulum, embistió una patrulla de la Policía Estatal que estaba en operativo a la salida poniente de la ciudad, en la carretera Tulum-Cobá, aproximadamente en el kilómetro 2.5 y se dio a la fuga.
El ruletero conducía su unidad con uniforme del sindicato e iba acompañado como pasajeros, de otros dos sujetos también alcoholizados que aparentemente le animaron a la irresponsable maniobra.
El taxista inicialmente burló el filtro policial para seguir a toda velocidad sobre la carretera rumbo a la ciudad y virar bruscamente a la derecha en la calle Okot, donde tras circular a alta velocidad sobre esa calle transitada, pudo al final ubicarse en las cercanías de la confluencia conocida como 5 Calles para estacionar rápidamente el taxi y entrar junto con sus amigos a su casa en la zona de invasiones.
Los hechos sucedieron al filo de las 18 horas de este martes y según numerosos testigos, en su huida desbocada, estuvo a punto de arrollar a una menor de edad.
Varias patrullas le persiguieron, sin embargo, las cosas se pusieron difíciles para los uniformados pues al llegar a la zona de invasiones fueron atacados por los propios infractores y por otros sujetos, logrando incluso romperle la cara y el uniforme a uno de los Policías Estatales.
Este último hecho provocó una intensa movilización de la seguridad pública con el apoyo de la Policía Municipal que muchos confundieron con un desalojo llevado a cabo en la zona de invasiones y fue entonces cuando familiares del ebrio conductor dieron permiso a los policías para entrar a la vivienda y detener a los sujetos.
El ruletero incluso tuvo tiempo de cambiarse el uniforme para salir ya sin él al ser detenido por las autoridades.
El Sindicato Tiburones del Caribe con más de mil 200 socios concesionarios y otro tanto de socios operadores es la organización sindical más numerosa de todo el municipio.